viernes, 16 de octubre de 2009

Tests utilizados y TEMIDOS para Seleccionar Personal.-

En estos tiempos de cambios es bueno leer estos consejos para quienes trabajamos en relación de dependencia.

Por Lic. Mariana Risso Crespo
Es natural sentirnos nerviosos, ansiosos e incluso experimentar cierto malestar y aprensión cuando la empresa que se interesó en nuestro currículum y en nuestra persona luego de una o varias entrevistas personales, nos pide concluir el proceso de selección mediante la realización de algunos “tests”.- A partir de ese momento, comenzamos a imaginar cientos de cosas infundadas, ya que estamos seguros de que su único y real objetivo es sacar a la luz lo mas oscuro de nuestra personalidad y hasta llegamos a convencernos que de nada sirven para una decisión final.
Pues bien, a esta ultima afirmación puedo decirles que si bien los tests no deben tomarse como pruebas exclusivas y excluyentes a la hora de elegir entre varios candidatos para un mismo puesto de trabajo, es real que la empresa entiende que ante dos personas postuladas a un mismo puesto, igual de preparadas y con las mismas aptitudes, justamente los tests emocionales serán los que inclinarán la balanza a favor de alguno de ellos.
De todas maneras, creo fervientemente que cuanta mayor información se tenga sobre los mismos, más confiados y preparados llegaremos a su realización. Llegar cargados de prejuicios y malhumorados es la mejor manera de descalificarnos antes de empezar a jugar el juego, ya que dicha desconfianza se verá claramente reflejada en los resultados. Es por ello, que intentaré, dentro de lo extenso que es este tema, poder brevemente despejar aquellas dudas que aquejan a la mayoría de las personas que buscan empleo, para que puedan accionar ante las distintas pruebas psicológicas y desde luego superarlas con éxito.
Cada vez más empresas confían en la veracidad y capacidad discriminatoria de los tests para seleccionar a su personal, ya que entienden que es fundamental contar con personas emocionalmente estables y adaptadas, además de su formación intelectual. Para ello, personal idóneo (contratado o de la empresa) impartirá las diferentes pruebas psicológicas y/o emocionales teniendo en cuenta no solo a la persona en sí misma, sino todo el entorno dentro del cual se desarrollará laboralmente.- Cuando hablamos de personal idóneo, me refiero a un profesional competente que imparta, controle y evalúe desde el principio hasta el final la realización del test sin depender en absoluto de su apreciación subjetiva.
Tips para relajarse y poder enfrentarse a los tests:
- Confianza absoluta: pensemos que se trata de pruebas impartidas hace años por centenares de empresas y realizadas por cientos de personas….por lo tanto, nosotros como tantos otros somos capaces de superarlas. Les aseguro que si bien es imposible hacer todo bien, también es imposible realizar un test cien por ciento mal.
- Entender que no se trata de una evaluación tradicional: en este caso no existe el bien o el mal, aprobado o no aprobado por completo (salvo en los tests psicotécnicos de cálculos numéricos) si no que los resultados son parciales, ya que los mismos surgen de comparaciones en función de una media preestablecida sobre un grupo de personas comparables.
- Llegar a la empresa, consultora, etcétera con tiempo para poder relajarnos, poner nuestra mente en blanco y tomar coraje creyendo que es una etapa más que hay que cumplir si realmente vale la pena el trabajo y la empresa que lo demanda.
- Escuchar con suma atención al examinador: es fundamental entender claramente las instrucciones que éstos nos impartirán ya que de ellas dependerá nuestro éxito o fracaso. Si bien está permitido realizar preguntas de aquello no entendido, desde mi perspectiva no es aconsejable. Los enunciados se caracterizan por ser sumamente claros y concisos, y ya sea que se impartan de manera oral o escrita es muy difícil que no se entienda la finalidad de cada ejercicio a realizar.
- Concentrarse, avanzar y no detenerse: todos los tests se realizan con un tiempo determinado por el examinador y que por lo general es menor al necesario , por lo que es fundamental llevar un ritmo constante y no perder tiempo con preguntas confusas, ni con la cara del examinador, o la rapidez con la que contesta mi compañero.
- Tener en claro que la empresa es la principal interesada en nuestro ingreso: llevar a cabo dichas pruebas dentro del entorno empresarial tiene un costo por demás alto y son realizadas para ocupar determinados niveles jerárquicos, por lo tanto, sería contradictorio pensar que las empresas invierten dinero en la realización de tests psicotécnicos y/o emocionales para que todos sus potenciales candidatos los “desaprueben”.
- Aceptación: es importante que entendamos que si queremos lograr nuestro objetivo no podemos huir de esta situación; debemos enfrentarla e intentar resolver la prueba de la mejor manera y de un modo optimista. Pensemos que se trata de un aporte mas a todo un combo de información que tiene la empresa de nosotros y que los resultados obtenidos no son mas que interpretados por personas idóneas pero que no poseen ningún poder en particular mas allá del que le otorga su profesión.
Está comprobado que la mayoría de las personas al salir de un test entiende haber fracasado y es totalmente lo contrario, muchas veces los nervios, la ansiedad, los sentimientos encontrados hacen que no podamos dilucidar claramente lo que vamos haciendo y creemos que durante todo el tiempo que duró la prueba fuimos máquinas que funcionaron automatizadas sin racionalidad alguna.
De todos modos, no todos somos ni estamos aptos para desempeñar el mismo puesto, es por ello que las empresas deciden incorporar a algunos candidatos y a otros no, pero eso no significa nada malo en absoluto, pensémoslo como un tipo de preservación por parte de la empresa hacia ella misma y hacia nosotros también. Es preferible tardar un poco mas en encontrar empleo, y no ingresar y tener que irnos por una falla en el proceso de selección ya que era sabida nuestra incompetencia en determinado entorno, ambiente y/o puesto laboral.-
Toda prueba realizada debe ser tomada como un entrenamiento y atesorada como una experiencia mas para la próxima vez que tengamos que pasar por una situación similar.
Por último quiero cerrar este tema citando las palabras sabias de un gran escritor uruguayo –Mario Benedetti - que se fue de gira pero con su obra nos acompañará siempre, y que creo que deberíamos leer antes de realizar cualquier actividad (como puede ser ésta) que nos haga sentir que “no vale la pena continuar”.
Imposible ganar sin saber perder
Imposible andar sin saber caer
Imposible acertar sin saber errar
Imposible vivir sin saber revivir.-
Lic. Mariana Risso Crespo.
Licenciada en Administración de Recursos Humanos, recibida con honores en la Universidad del Salvador.
Especialista en Reclutamiento y Selección de Personal.
Asesora Integral de Empresas.
Coordinadora de ayudantes en la Materia Administración de Personal (UBA; 200-2002)
Miembro de la Asociación Interamericana de Asociaciones Profesionales para la Gestión Humana - FIDAGH- (ADHRA)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada